Cómo pintar la pileta y no morir en el intento

BLOG DECO

Institucional

Cómo pintar la pileta y no morir en el intento

10/01 2018

Cómo pintar la pileta y no morir en el intento

En la época de verano todos se acuerdan de la pileta y es ahí cuando comienzan las dudas sobre cómo es el procedimiento para pintarla: ¿qué pintura y cuánto tiempo? Suelen ser una de las preguntas más frecuentes.

 

Es importante que antes de empezar a colocar la pintura, se realice una buena inspección de la superficie para verificar dónde están las rajaduras o microfisuras. Estos defectos producen pérdidas y, al mismo tiempo, en situaciones críticas, posibles problemas de aislación, factor relevante, ya que su ausencia parcial o total es motivo de inconvenientes relacionados a los revestimientos.

 

 En primera instancia y con el objetivo de eliminar la grasa de los bronceadores, se debe aplicar con cepillo, una solución de agua y detergente neutro sobre toda la superficie.  Antes de lijar es necesario quitar las sales ancladas. Para esto, se debe lavar con una solución de ácido muriático al 20% aplicada con un cepillo semiduro. Posteriormente, aplicar una solución de agua lavandina al 20% para que permita erradicar colonias de hongos. Luego de esto, se puede lijar para aplicar sellador.

 

Esto es para las piletas con superficies de cementicias de hormigón o mampostería, pero ¿cómo procedemos si la superficie es de plástico reforzado (fibra de vidrio + resina poliéster) o de azulejos o venecitas?

 

Las plásticas normalmente ya se proveen con color, por lo que no se pintan hasta después de varias temporadas de uso continuo. Si bien las superficies son distintas a las cementicias, sufren los mismos problemas: sales y hongos, aunque se agrega otro: los desmoldantes. Cuando se elaboran estas piscinas, como piezas de molde, se emplean agentes que favorecen su despegue de éste. Se trata comúnmente de aceites o siliconas que son contaminantes para las pinturas y revestimientos y es necesario eliminarlos. Para ello se aplica una solución de soda caústica al 15% o se trapea con solvente industrial como primer paso de la cadena de procedimientos. Si se usa soda, luego debe enjuagarse y dejar secar muy bien. También se aplican las soluciones que explicamos anteriormente. En este caso se necesita un fondo previo que debe ser transparente. Después de 2 horas se puede comenzar a pintar con los productos de terminación.

 

En el caso de los azulejos o venecitas, se comienza colocando una solución del 25% de ácido muriático con dos propósitos: eliminar las sales solubles y también realizar un ataque a la superficie que permita generar un sustrato lo suficientemente rugoso para que el “primer” tenga el suficiente espacio para anclarse. Sigue el tratamiento anterior: lijar y aplicar. Luego, se agrega Indulac Imprimación Epoxi (color blanco) diluida al 50% con Indulac Diluyente Universal Epoxi. Se deja secar entre 16 y 24 horas y se finaliza con Tersuave Piscinas.

 

Tanto en piletas de plástico como en aquellas con terminaciones azulejadas o con venecitas puede emplearse para el acabado final, un esmalte de alta duración, de terminación brillante y altísima resistencia a la intemperie como Indulac Esmalte Poliuretánico. El producto se provee en blanco y azul, que por diferentes opciones de intermezcla se puede obtener celeste y azul piscinas consultar carta de colores.

 

Es importante destacar que no se debe pintar sobre superficie caliente, lo que implica hacerlo en horario matutino, una vez que se haya evaporado el rocío nocturno.

 

Fuente: Sociedad Central de Arquitectos